Cuidados y Mantenimiento del Reloj

Consejos para el cuidado de los relojes.

Resistencia al agua:

WR: sudor o salpicaduras.

WR30m (3bar): construido para resistir una mínima exposición al agua o humedad, como por ejemplo: las gotas de lluvia, lavado de manos..

WR50m (5bar): inmersión, apto para natación.

WR100m (10bar): actividades relacionadas a deportes acuáticos como natación, surf, river, rafting, etc.

WR200m (20bar):  inmersiones, buceo de superficie o con tanque.

Natación en agua de mar: lave después su reloj con agua dulce.

Cronógrafos: no manipule bajo el agua los pulsadores de cronógrafo, para evitar que penetre en el mecanismo.

Baño y ducha: La temperatura del vapor de agua dilata las juntas de goma de su reloj, provocando que se sequen y se quiebren, perdiendo su sumergibilidad.

Corona atornillable: preocúpese de atornillarla a fondo, para evitar que el agua penetre en el mecanismo.

Corona no atornillable: introdúzcala hasta la posición normal, para evitar que el agua penetre en el mecanismo.

Haga controlar la hermeticidad del reloj por un relojero, una vez al año o cada vez que la caja sea abierta.

La resistencia al agua no es una condición permanente. Cuando un reloj es nuevo, cubre las especificaciones de resistencia al agua indicada en la caja. Pero con el paso del tiempo, los sellos y juntas del reloj se secan, disminuyendo su resistencia al agua.

La exposición a cloro (piscina), agua salada o jabones de baño, pueden acelerar el deterioro de los sellos.

Recomendamos que los sellos sean cambiados por lo menos cada 18 meses para mantener la calidad de resistencia al agua de su pieza.

Si el reloj es expuesto a piscinas clorinadas, jabones, agua salada, etc., a diario, recomendamos que los sellos sean cambiados cada seis meses para asegurar la calidad de la resistencia al agua.

Campos magnéticos:

Evite dejar su reloj sobre altavoces o refrigeradores, ya que pueden generar campos magnéticos muy potentes.

Productos químicos:

Evite el contacto directo con disolventes, detergentes, perfumes, cosméticos, etc., ya que pueden dañar el brazalete, la caja o las juntas.

Impactos:

Evite todo tipo de golpes (hacer controlar la hermeticidad después de un golpe fuerte)

Reserva de marcha (automático):

El autoarmado del reloj se genera por los movimientos de la muñeca del usuario. De 10 a 12 horas de uso bastan para generar una reserva de marcha suficiente y asegurar que continuará funcionando durante toda la noche. Si el reloj no se usa suficientemente (tiempo o movimientos de la muñeca insuficientes) o con regularidad (uso diario), la reserva de marcha continuará agotándose y se requerirá un armado manual. La corona habrá de girarse manualmente, para lograr una suficiente reserva de marcha y asegurar la precisión. Este sencillo procedimiento debería aplicarse a todo reloj automático nuevo y también al que se ha parado o no se ha llevado diariamente.

Un error muy común es el de creer que, simplemente con agitar un poco un reloj automático, basta para que siga marchando y manteniendo la hora exacta. Pero este procedimiento ni remontará suficientemente el muelle real ni logrará una reserva de marcha y terminará ocasionando que el reloj se pare o mermando su precisión.

Cambio de fecha:

Durante el proceso de cambio de fecha (23:00-03:00) evite cambiar estos datos manualmente.

El cambio de fecha se efectua desde  23:00 pm a las 03:00 am, ocurre de manera gradual y necesita alrededor de 4 horas, a medianoche la fecha del día anterior sigue siendo legible a 2/3.

El cambio de fecha se completa sobre las 3:00 de la mañana

 

Cuidados de la pulsera o correa

Piel:

Debe ser usada un poco holgada (un dedo de espacio entre la muñeca y la correa) para permitir que circule el aire.

Cualquier tipo de líquido debe ser removido inmediatamente con una tela suave o con una toalla de papel y dejar que seque al natural.

Residuos de sal y manchas pueden ser removidos de la piel limpiándola con una tela suave y húmeda y jabón neutro o con limpiador especial para la piel.

Silicona, Caucho:

Deben ser lavadas con frecuencia utilizando un cepillo suave, jabón neutro y agua tibia.

Después de utilizarse en agua salada, debe lavarse profundamente utilizando el mismo método.

Si no se limpian solventes, aceites de bronceado, sal y sudor,  pueden deteriorarse rápidamente.

Metal:

Si no se limpia regularmente se ensucia particularmente en las uniones de los eslabones. La transpiración y el polvo, pueden causar manchas en la banda o irritación en la piel.

Si hay mucha transpiración, hay que quitarla de la caja y la correa con una tela suave, debe ser limpiada ocasionalmente con un cepillo de dientes y agua tibia con poco jabón, después hay que enjuagar con agua fresca y secar perfectamente con una tela suave.

Si el reloj no es resistente al agua debe ser llevado a un centro de servicio para su limpieza.